El estudio previo

Un estudio previo de las acciones nos va a permitir determinar antes de hacer nada si la acción tiene liquidez (mucha gente comprando y vendiendo a la vez). Debemos mirar el historial del volumen de la empresa consultando datos pasados, por ejemplo en los periódicos o en páginas especializadas en Internet.

Del mismo modo que podemos aprovecharnos si va a suceder algo que tiene una posibilidad del 70 %, debemos mirar y hacer un estudio previo de los movimientos de esa acción, para saber si podemos confiar en la señal o no.

Por ejemplo:

Nos fijamos en la empresa en la que queremos invertir. Y buscamos en páginas especializadas o en datos históricos anteriores, las oportunidades en las que cierta condición se ha dado, y estudiamos si tras esa condición, ocurrió una ganancia o una perdida. Si analizamos muchos datos anteriores, podemos tener un perfecto estudio previo y saber perfectamente las probabilidades para la próxima señal de entrada.

Siguiendo el caso del gráfico Hombro-Cabeza-Hombro, solamente nos queda mirar los gráficos anteriores y buscar esta figura y ver como se ha comportado en meses o años anteriores. De este modo, la próxima vez que veamos la figura, ya sabemos con qué nos vamos a encontrar.

Lo dicho, no dejes que sea un amigo o un compañero el que te venga con un rumor. Tú mismo puedes investigar por tu cuenta y hacer un estudio previo para saber si merece la pena o no entrar en el mercado y comprar las acciones correspondientes.

El estudio previo
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply