La expectativa prevista

¿Has entrado en Bolsa como quien entra a un casino?

Nadie va a admitir que tiene pocas luces y que le gusta jugarse grandes cantidades de dinero en las acciones del mercado de valores. Lo más habitual es que la gente se pavonee cuando la operación les ha salido bien. Entonces se entera todo el barrio. Todos conocemos algún tipo que va por ahí diciendo que ha ganado un montón de dinero en la bolsa y que espera reinvertir las ganancias y bla bla bla.

La realidad es que el mundo está lleno de perdedores. De gente que acudió a la bosa con la esperanza de ganar dinero fácil y que luego resultó ser un nuevo fracasa más en su curriculum de inversiones nefastas. Esto ocurre aún más fácilmente entre personas sin una correcta educación financiera. Que acuden al mercado de valores como quien va al casino. Son optimistas que siempre creen que van a salir con ganancias.

Se pueden dar 4 casos:

1 – Entrar al mercado, ganar, ganar, salir del mercado (con2 beneficios)

2 – Entrar al mercado, ganar, perder, salir del mercado (beneficio nulo)

3 – Entrar al mercado, perder, ganar, salir del mercado (beneficio nulo)

4 – Entrar al mercado, perder, perder, salir del mercado (con pérdidas)

En este ejemplo anterior, el optimista siempre se queda dentro del mercado más tiempo de lo que debería.

En el caso 1, el optimista gana dinero, pero se queda más tiempo para ganar mas.

En el caso 2 el optimista gana dinero pero lo vuelve a perder por quedarse más tiempo

En el caso 3 el optimista pierde, pero se queda para recuperarlo.

En el caso 4 el optimista pierde, y vuelve a perder por tonto.

Este consejo, lo que viene a decirte, es que siempre tengas una expectativa prevista. Que nunca le dejes al azar que intervenga por ti. Mucha gente no sabe cuándo acortar las ganancias y cuando acortar las perdidas, siempre se quedan más tiempo por si ganan mas, y ese es uno de los peores errores en Bolsa. Sólo existe una excepción a esta regla. Sólo se recomienda quedarse cuando se sabe o se cree que la tendencia en el largo plazo es alcista, entonces, aunque vayan mal las cosas, se puede intentar dejarlo un tiempo (meses o años) hasta que se recupere.

Antes de comprar acciones, debes tener muy claro estos 3 puntos:

1 – ¿Con cuánto dinero entro?

2 – ¿Con cuánto dinero salgo si gano?

3 – ¿Con cuánto dinero salgo si pierdo?

Teniendo claros estos conceptos, no cabe lugar al estrés o pasarlo mal, solo te queda esperar el resultado final que esperemos que sea bueno, y si no es bueno, el siguiente lo será….Pero todo ello con un orden y siendo tu el dueño del destino y no el azar.

Visite el 5º consejo : Poner un stop

La expectativa prevista
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply